Autoradio Hack: ¡Añade una entrada de audio auxiliar!

En esta entrada pretendo explicar cómo ha añadido una entrada de audio auxiliar al autorradio de mi coche. La idea surgió a partir de una bombilla fundida. Llevaba un tiempo ya con la luz del climatizador sin funcionar, y no podía ver la configuración. La única forma era acercar a la pantalla la linterna del móvil y tratar de leer lo que ponía en el display. Bueno, pues para reemplazar esa luz, tuve que desmontar medio salpicadero. Eso implicaba desmontar el cenicero y las conexiones del mechero, retirar una bandeja para dejar cosas (que estaba encajada a conciencia), quitar la radio y encontrar dos tornillos ocultos debajo del climatizador que me permitieran sacarlo. Un jaleo bastante grande. Así es como quedó.

Imagen 1. Desmontando los elementos electrónicos de la consola del coche.

Moviendo la tuerca cuadrada, conseguí poner una bombilla nueva y volvió a funcionar como antes. Dado que tenía todo desmontado pensé, “¿y si miro a ver si hay alguna forma de conseguir introducir audio de una fuente externa?”.

En vez de conectar de nuevo la radio y dejarlo como estaba, decidí llevarme la radio a mi mesa de trabajo y ver qué se podía hacer. El aparato tenía ya sus años, al igual que el coche, y no merece la pena comprar una nueva.

Materiales necesarios

¿Quieres saber qué necesitarás para replicar este proyecto? Esta es la lista de materiales que utilicé:

  • Herramientas:
    • Linterna (Para desmontar los paneles)
    • Llaves de extracción (Para sacar la radio. Depende de la marca.)
    • Destornilladores
    • Soldador y estaño
  • Materiales:
    • Cable de audio stereo con jack de 3.5mm
    • Cinta de cassette (Una que no sirva. Va a ser desmontada)
    • Control de volumen (Potenciómetro)
    • Autoradio y sus esquemáticos electrónicos

Estudiando la radio y los esquemas

En mi caso, a veces soy muy «echado pá’lante«, desmonto las cosas antes de saber siquiera qué hacer con ellas. Sin embargo, para hacerlo bien, recomiendo hacerlo al revés. No obstante, procedo a contar los pasos que dí…

Lo primero que hago es quitar los tornillos y retirar la tapa. Observo que el lector de casettes está conectado a dos sockets, así que decido desconectarlos y proceder a desmontar la unidad. En mi caso está sujetada por cuatro tornillos que se pueden quitar por el lado contrario.

Autoradio Kenwood KRC-21S con la carcasa abierta

Imagen 2. Se muestra la autoradio del coche sin la carcasa protectora.

En este punto, lo interesante es saber cuáles son las señales que salen que salen del lector de cintas hacia la placa base. Lo que se desea es identificar las señales de audio estéreo, es decir, canal derecho, canal izquierdo y GND. En mi caso, he encontrado un PDF del fabricante con el esquema electrónico. Buscando el puerto en el documento aparecen las conexiones. En mi radio, aparece de la siguiente forma, en otras, seguramente sea parecido:

En primer lugar, tenemos el diagrama de bloques, donde he localizado la posición del mecanismo del cassette.

Diagrama de bloques electrónico de la autoradio Kenwood KRC-21S

Imagen 3. Diagrama de bloques de la autoradio que proporciona el fabricante.

Se observa el “play head”, que tiene las dos señales del estéreo y comparten una referencia común. También se puede ver que las señales llegan a un amplificador, esto es debido a que la señal tradicional de las cintas es muy pequeña y, hay que amplificarla. Digamos que tiene un previo antes de la fase de potencia. Ahora que hemos identificado el bloque CME1, en mi caso particular, procedo a buscarlo y ver en qué parte del esquemático aparece:

Esquema de conexionado del lector de cintas de audio a la placa base de la radio.

Imagen 4. Esquema del conexionado del mecanismo del cassette a la placa base de la autoradio.

Aquí se ven las señales. A la izquierda aparece un conector, en esta radio lo llama CN1. Vemos que se compone de 5 pines con sus respectivas señales, y ahí es dónde salen las señales Rch, Lch y la referencia común. En este punto es donde se puede introducir al sistema una señal propia, haciéndola pasar por una salida del cassette.

Modificando la autoradio

Volviendo a lo físico y dejando los esquemáticos, he identificado el puerto CN1 y la posición del mecanismo. Lo primero que se debe hacer es desconectar los cables. En la siguiente imagen se ve cómo está suelto, y si revisando el esquemático vemos que los tres cables de abajo son los que nos interesan. Los colores son el rojo para el canal derecho (pin 3), el negro para el común (pin 4) y, por último, el marrón claro para el canal izquierdo (pin 5).

Cables del lector de cintas desconectados de la placa base

Imagen 5. Se han desconectado los cables que van del lector de cintas a la placa base. Se han identificado las señales.

El siguiente paso es desmontar el mecanismo completo. Para ello hay que retirar cuatro tornillos y, prácticamente, sale solo. Al levantarlo, nos fijamos de dónde vienen los cables del conector. En este caso, está fácil, ya que van a un PCB, tal y como se muestra en la siguiente fotografía:

PCB del lector de cintas de cassette

Imagen 6. Los cables del conector del lector van soldados a un PCB.

Lo que queremos es introducir una señal en esos pines, haciéndola pasar como si fuera propia del sistema. Lo que se hace ahora es coger un cable de audio con una clavija de Jack de 3,5mm y soldarlo a ese circuito impreso (Nota: Si tienes un cable con rueda/potenciómetro para controlar el sonido, mejor. En caso contrario, se explica esto en mayor profundidad al final del artículo).

En este proceso, cuanto mejor se aísle el cable negro, mejor. Se pretende conseguir que no quede mucha superficie del cable común al aire, ya que podría introducir interferencias. Un consejo, hay que tratar meter el cable desde fuera de la carcasa, ya que queremos darle una salida al exterior. En la siguiente imagen muestro mi resultado:

Soldadura del cable de audio a las salidas analógicas del lector de cassettes.

Imagen 7. Se ha pasado el cable por detrás de la carcasa y se ha soldado al PCB. El cable de audio va a las salidas de audio analógicas del lector de cintas.

Como se puede apreciar, el común está al aire. Se recomienda usar un poco de tubo termo-retráctil para cubrirlo o, en su defecto, cinta aislante.

Por último, hay que montar lo que hemos soltado y dejarlo como estaba:

Lector de cintas montado y con la salida auxiliar.

Imagen 8. Lector de cintas montado. Se observa como en cable tiene holgura y se ha pasado de forma ordenada hacia el exterior. ¡Ya tenemos salida de audio auxiliar!

Aquí ya se observa como el mecanismo de las cintas está montado y cómo el cable está recogido y sale por detrás de la carcasa. Se recomienda dejarle un poco de recorrido, de forma que no quede tirante y perjudique a las soldaduras.

Preparando la cinta de cassette

Para hacer la “trampa”, ahora se necesita disponer de una cinta vieja. Tendremos que abrirla y vaciarla, quitando la cinta magnética de su interior, pero conservando las dos bobinas que giran. De este modo, cuando queramos usar la entrada auxiliar, sólo habrá que “engañar” a la radio con una cinta que nunca termina, y meter nuestra propia señal de audio. Esto es fácil, sólo necesitaremos unos destornilladores y unas tijeras para cortar la cinta magnética de la bobina.

Hay que tener en cuenta que, al hacer este proceso, el contenido de la cinta se va a perder, vamos a «romper» la cinta. Para hacer esto recomiendo usar una que ya no valga o que no tenga nada de interés. En mi caso, use una de corta duración, ya que como la vamos a dejar sin tope, va a seguir girando de forma indefinida, y me daba menos pena el estropearla para este fin.

Cinta de cassette modificada, cable de audio con control de volumen y transmisor de bluettoth con micrófono incorporado.

Imagen 9. Cinta de cassette modificada, cable de audio con control de volumen y módulo de bluettoth con micrófono incorporado.

Por último, falta otro añadido. Se puede hacer manualmente, aunque creo que la mejor opción es comprarlo o reutilizar un viejo cable como he indicado antes. Lo explico ahora en más detalle…

Como se ha comentado con anterioridad, la señal analógica de las cintas es muy pequeña y hay que amplificarla. Esto no ocurre con un reproductor de mp3 actual o un teléfono o cualquier otro dispositivo. Si introducimos directamente una señal proveniente de estos aparatos, se vuelve a amplificar, resultando en un sonido demasiado elevado y distorsionado. No queremos ese tipo de sonido, por lo que tenemos que enviar una señal atenuada.

Esto lo conseguimos introduciendo una resistencia fija en los dos canales de audio o mediante un potenciómetro que venga ya incorporado en un cable de audio. Por ejemplo, utilizando para esta conexión un cable de unos viejos auriculares hubiera valido. En cualquier caso, si no se dispone de ello, se puede comprar el cable, que es lo que hice yo. Es uno como el que aparece en la imagen anterior.

Adicionalmente, también se puede añadir un dispositivo de Bluetooth. De forma que se pueda conectar un teléfono y usarlo tanto para reproducir música como para manos libres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *